EDUCAR CON CABEZA Y CORAZÓN

Nuevo libro de José Ignacio Moreno, profesor del Colegio Alborada

Este libro sostiene que la educación académica fomenta el desarrollo de la personalidad de los alumnos; lo que incluye su progresivo crecimiento intelectual y ético. Este proceso ayuda a capacitar y a discernir la futura opción profesional. Se enmarca el desarrollo escolar dentro de un ámbito más integral: la educación de la propia personalidad. Por este motivo abundan las reflexiones antropológicas y éticas, que se consideran irrenunciables en la educación. Se parte de la idea de que la familia es el núcleo humano originario y privilegiado para educar. En un centro escolar hay que valorar aspectos pedagógicos, que son la base de todo programa académico. Al respecto, se ofrecen muchas anécdotas de la práctica escolar. Por otra parte, el mundo actual y sus posibilidades de comunicación exigen a la comunidad educativa una fuente de innovación pedagógica y tecnológica adecuada, sobre la que se ponen diversos ejemplos. El centro educativo enseña a niños y a jóvenes: seres libres con inteligencia y corazón. Son importantes los contenidos de las asignaturas y los desarrollos de las capacidades y destrezas de los alumnos. Pero la cordialidad, la disposición animante, la educación en la gratitud, así como una visión realista y positiva de la vida, son también claves en una educación profundamente humana.

José Ignacio Moreno Iturralde es Doctor en Historia Moderna y Profesor de Instituto de Filosofía. Ha trabajado como docente treinta y dos años y es autor de varios libros. Existe edición papel a 12PVP

“Educar con cabeza y corazón. Sugerencias para profesores”

Editorial: Digital Reasons.