Educación personalizada

Educar de modo integral. El centro educativo debe ser un lugar de búsqueda permanente del desarrollo integral de la persona, que haga posible un desarrollo armónico y equilibrado que abarque todas las capacidades.

Educación cristiana

La enseñanza es una ocasión irrepetible de transmitir valores que conformen a las personas como ciudadanos libres y responsables, con unos objetivos vitales que mejoren la convivencia humana y la solución de los problemas que acucian a la sociedad de nuestro tiempo.

Educar con la familia

Una acción educativa eficaz, especialmente en lo referente a valores, actitudes y hábitos de trabajo, requiere una estrecha coordinación entre la familia y la escuela.

 

Ultimas Noticias

prejuicios-contra-la-libertad-de-los-padres

Prejuicios contra la libertad de los padres

Abundan los estudios sobre los efectos de la educación diferenciada. Sin embargo, si algo evidencia revisar la literatura científica es que no hay evidencia, en parte por la dificultad de aislar esta variable entre la multiplicidad de factores en juego. Con todo, apenas hay estudios que señalen consecuencias negativas, ni en lo académico ni en cuanto a los llamados estereotipos sexistas. Entonces, ¿por qué no se deja a los padres elegir en libertad y en igualdad de oportunidades?

El debate sobre la educación diferenciada por sexos ha vuelto a la actualidad en España por algunas polémicas recientes, como la decisión de una administración municipal en Madrid de excluir a un colegio solo para chicos de participar en un evento público de carácter festivo (ver Aceprensa, 7-01-2016), o la sentencia del Tribunal Constitucional que da la razón a unas escuelas diferenciadas de Andalucía a las que se había retirado el concierto por “discriminatorias” (ver Aceprensa, 14-01-2016).

En realidad, dentro de este debate existen dos niveles. Hay quienes niegan que sea legítima la misma existencia de estos centros, o al menos que reciban financiación pública. La otra discusión es más científica (o al menos debería serlo), y se pregunta si el modelo de separación por sexos produce mejores resultados educativos que el modelo mixto.

Los únicos realmente discriminados serían los alumnos con pocos recursos si se excluye a la educación diferenciada de la red pública y concertada
Quienes niegan directamente el derecho de estas escuelas a formar parte de la red pública suelen acusar al modelo diferenciado de discriminatorio, o machista. Sin embargo, los únicos realmente discriminados serían los alumnos con pocos recursos si, como algunos pretenden, se excluye a la diferenciada de la red pública y concertada. Tampoco se sabe quiénes son los discriminadores: ¿las escuelas por ofrecer un modelo educativo para el que lo quiera, o los padres por escogerlo? En cuanto al tema del “machismo”, parece que aún se piensa en escuelas de niñas destinadas a hacer de ellas buenas “mujeres de su casa”, cuando en muchos países son precisamente estos centros los que educan a la élite profesional femenina.

Estereotipos pseudocientíficos

Más allá de estas acusaciones, las principales críticas a la escuela diferenciada son que fomenta estereotipos sexistas y que no mejora el rendimiento académico de los alumnos. Estas fueron las dos principales conclusiones de un polémico estudio publicado en la revista Science en 2011, que se ha convertido en la referencia bibliográfica más citada entre los detractores de los colegios no mixtos.

Se trata de un metaanálisis de la literatura científica sobre los efectos de la educación diferenciada. Los ocho investigadores, todos ellos fundadores del American Council for CoEducational Schooling, afirman que los argumentos a favor de este modelo están basados en “pseudociencia”. Pero van más allá: separar niños y niñas no solo no mejora su rendimiento académico, sino que refuerza estereotipos sexistas. Además, se dice que las chicas educadas en colegios diferenciados “se ven comprometidas en sus futuros puestos de trabajo, dado que sus habilidades para interconectar y cooperar con los hombres han sido inhibidas”. Incluso se llega a comparar la separación de sexos en el aula con la “segregación racial”. De ahí que los autores pidan, en un tono más propio de una moción parlamentaria que de un artículo científico, que la educación diferenciada no sea permitida ni siquiera como opción.

Otros autores han criticado posteriormente este estudio, además de por sus argumentos poco científicos y bastante anacrónicos en cuanto a la comparación con el racismo, por no aportar pruebas del supuesto efecto estereotipador del modelo diferenciado. Rosemary Salomone, profesora en la facultad de Derecho de la St. John’s University (Nueva York), explica en un artículo de 2013 que, para justificar la tesis de que los colegios diferenciados fomentan o refuerzan estereotipos sexistas y potencialmente machistas (estimulan la agresividad en los chicos), los autores se basan en unos pocos estudios, con metodologías de muy baja calidad científica, y con muestras de población realmente pequeñas. Además, omiten otras conclusiones de esos mismos estudios (favorables a las tesis de la educación diferenciada) y ofrecen como causalidades meras correlaciones de fenómenos.

Por ejemplo, se cita un experimento llevado a cabo con 48 niños de 4 a 6 años a los que se observaba mientras jugaban en una sala de guardería dentro de una universidad (no una guardería como tal). Según el artículo de Science, las conclusiones demostraban que cuando se separaba a los chicos de las chicas, ellos jugaban de una forma más “enérgica, activa y brusca”. Salomone señala, en cambio, que ni la muestra es suficientemente alta (ni representa suficientemente a distintas clases sociales y razas), ni el contexto es equiparable al de un colegio de clases separadas (los niños son muy pequeños, y la supervisión por parte de un adulto es mucho menor), ni se barajan otras hipótesis que expliquen el comportamiento observado, convirtiendo en relaciones causales la mera yuxtaposición de fenómenos.

En otro estudio citado, se entrevistaba a 57 chicos y chicas de preescolar sobre distintas prácticas en clase de educación física. Las limitaciones, tanto por el breve periodo de tiempo, como por la edad de los participantes, como por el énfasis de las metodologías aplicadas en la diferenciación por sexos, hacen de este experimento una base muy frágil para la extrapolación hecha por los autores del artículo publicado en Science.

Por otro lado, los ocho investigadores argumentan (más por la vía de lo que “es lógico que ocurra” que por datos empíricos) que el hecho de que los alumnos y profesores de escuelas diferenciadas se muestren más de acuerdo con algunas tesis favorables a este modelo educativo debe producir una mayor “estereotipación” de sus elecciones en cuanto a qué carrera estudiar. Sin embargo, tanto uno de los estudios citados por el artículo de Science como otros con mejores metodologías señalan que las chicas educadas en este tipo de centros son más proclives que las demás a cursar estudios tradicionalmente masculinos (véase, por ejemplo, la investigación realizada por Linda Sax).

Poco consenso sobre los efectos académicos

En cuanto a la tesis de que la literatura científica no ha demostrado ningún beneficio académico atribuible a la separación por sexos, Salomone explica que algunos de los estudios citados por los autores de Science explícitamente advierten de que sus conclusiones tienen un alcance limitado, y no deben ser extrapoladas en la medida que el contexto cultural y las variantes específicas de cada alumno influyen decisivamente en qué tipo de escuela es mejor para él o ella.

Es cierto que algunos metaanálisis llevados a cabo con rigor científico no ven ventajas significativas en el modelo diferenciado. Por ejemplo, uno publicado en 2014 en el boletín de la American Psychological Association señala que, cuando se toman en conjunto las investigaciones metodológicamente más competentes, no se aprecian beneficios ni en matemáticas (resultados y actitudes hacia la materia), ni en ciencias, ni en habilidades verbales. En cambio, sí se observa una diferencia significativa en cuanto al grado de asentimiento a ciertos estereotipos sexistas: las alumnas en colegios mixtos son más proclives a ello (algo que también han mostrado informes anteriores).

Otro metaanálisis fue encargado por el Departamento de Educación de Estados Unidos. Los resultados, publicados en 2005, señalaban que aunque en general no se apreciaba un efecto significativo del modelo diferenciado en variables de rendimiento académico, el porcentaje de estudios revisados que adjudicaban una ventaja a este tipo de centros (entre un 35% y un 45%, dependiendo de la variable estudiada) era cercano al de los que mostraban un efecto nulo (de un 39% a un 53%), mientras que solo unos pocos mostraban efectos negativos (de un 2% a un 10%).

El artículo de “Science” cae en el mismo defecto que critica al avalar con pseudociencia la supuesta “estereotipación sexista” que produce el modelo diferenciado
Emer Smyth, en un capítulo escrito para un libro publicado en 2015, hacía un nuevo repaso de la literatura científica y llegaba a conclusiones parecidas: los datos sobre el rendimiento no son concluyentes, y la dificultad de formar muestras realmente representativas (sería necesario aislar toda una serie de factores socio-económicos, culturales y de creencias en la que ni siquiera los investigadores están de acuerdo) hace difícil que lo sean en un futuro próximo.

Factores difíciles de aislar

En una conferencia pronunciada en el II Congreso Latinoamericano de Educación Diferenciada (2009), Cornelius Riordan, uno de los investigadores que durante más tiempo ha estudiado los resultados de este modelo educativo, señalaba que los métodos seguidos en este campo explican en parte que los metaanálisis documenten un efecto positivo pero insignificante.

Por un lado, al tratar de aislar la variable del tipo de colegio (diferenciado o mixto) se pierde de vista que las posibles ventajas de la escuela de solo chicos o solo chicas se producen en combinación con otros factores: el rendimiento no mejora solo por separar a los alumnos; hace falta que los profesores estén bien formados para aprovechar esta circunstancia. Por otro lado, la mayoría de los estudios han seguido a los estudiantes durante poco tiempo (un año o dos), por lo que no se puede apreciar el efecto a largo plazo. Por último, está el hecho de que hay muchos chicos y chicas a quienes simplemente les viene mejor la coeducación.

Algunos estudios tienen un interés particular, porque las condiciones en que se han realizado permiten eliminar gran parte de la distorsión provocada por factores como el nivel socio-económico de los estudiantes, su identificación (o la de los padres) con uno u otro modelo, etc. Por ejemplo, cuando se asigna aleatoriamente a los alumnos a un grupo de su sexo o a uno mixto. Esto, que en muchas legislaciones está prohibido, es práctica habitual en Seúl.

Un estudio con alumnos de esta ciudad que comparaba el rendimiento educativo de los estudiantes de uno y otro tipo de centros señalaba que, una vez descontados los factores socioeconómicos y culturales, los de escuelas diferenciadas accedían a estudios de grado en mayor proporción que los de centros mixtos. Sin embargo, otra investigación, también realizada en Corea del Sur, no encontraba diferencias sustanciales por tipo de colegio en el rendimiento en matemáticas y ciencias de alumnos de octavo curso.

La investigación científica sobre la educación diferenciada es como mínimo neutral en cuanto a los resultados académicos, y no hay pruebas de que genere estereotipos sexistas
En otro estudio, publicado en 2008, se distribuyó a 400 alumnas procedentes de colegios mixtos entre un grupo femenino y otro mixto para la clase de Física durante un año. Las que asistieron al curso de solo chicas mostraron una actitud hacia la asignatura y una confianza en sus habilidades para ella superior a las demás.

Libertad para escoger

Con todo, varios investigadores han señalado la injusticia de exigir al modelo diferenciado una base científica y una magnitud de beneficios que no se ha pedido para otras reformas educativas, como aumentar el número de horas lectivas, reducir el tamaño de la clase, incorporar más activamente a los padres, adoptar un uniforme escolar, o facilitar educación preescolar gratuita a toda la población. Todas estas iniciativas, probablemente buenas en sí mismas, tienen un efecto positivo moderado cuando se las aísla del resto de factores que determinan el ambiente escolar de un centro. Sin embargo, ninguna ha suscitado un debate tan encendido ni una oposición tan directa.

En este sentido, conviene preguntar a los directamente implicados por sus experiencias personales: alumnos, profesores y padres. Un estudio publicado en 2014 en la revista Sex Roles señalaba que algunas razones a favor de separar por sexos en las aulas (como que existen diferencias entre chicos y chicas en cuanto al modo de aprender y en cuanto a los intereses) eran especialmente afirmadas por alumnos, padres y profesores del modelo diferenciado. También los profesores de colegios mixtos estaban mayoritariamente de acuerdo con la diferencia en el modo de aprender, aunque se mostraban divididos en cuanto a los intereses. Aparte de la valiosa experiencia de los docentes, el interés del estudio radica en mostrar que los padres que escogen el modelo diferenciado lo hacen porque piensan que es lo mejor para sus hijos, y ellos parecen estar de acuerdo.

Otro estudio, hecho a base de preguntas a 131 estudiantes de primaria que durante los años anteriores habían sido asignados aleatoriamente a clases de un solo sexo o mixtas dentro de un mismo colegio, muestra una opinión muy favorable de chicos y chicas hacia el modelo diferenciado.

Entonces, si la investigación científica sobre la educación diferenciada es como mínimo neutral en cuanto a los resultados académicos, no hay pruebas de que genere estereotipos sexistas, y los que eligen este tipo de colegios están por lo general bastante satisfechos, ¿por qué hay quien todavía se empeña en no dejar elegir con libertad a los padres? ¿Por qué excluir este modelo de la red pública, que es tanto como impedir que los que tienen menos recursos puedan escogerlo?

FERNANDO RODRÍGUEZ-BORLADO 3.FEB.2016

ACEPRENSA

Colegio Alborada

Alborada escenario de rodaje

Nuestras instalaciones de la cocina y el comedor del edificio B, han sido elegidas por Eurest la empresa que presta sus servicios de comedor y trabaja en nuestra cocina dándonos de comer a todos, durante el día de ayer rodaron un vídeo, con el fin de proyectarlo en la diversas empresas que también prestan sus servicios por todo el mundo.
El equipo de grabación era muy profesional y el personal de cocina hicieron de actores así como algunos de los alumnos. ¡ Esperamos ya con curiosidad ver el vídeo!.

Cartel_sesion_informativa_web_21febrero

Sesión informativa el jueves 4 Febrero

El próximo jueves 4 de febrero a las 18:00 horas, tendremos en el colegio (C/ Alejo Carpentier 27, EDIFICIO A) una sesión informativa para aquellas familias que estéis interesadas en solicitar plaza en el colegio para el próximo curso 2016/2017.
Se os explicarán diferentes aspectos del proyecto educativo del colegio Alborada, se informará sobre las plazas vacantes disponibles en el centro y podréis resolver todas las dudas que tengáis.

Para organizarnos mejor, os rogamos que, en la medida de lo posible, confirméis asistencia a través del formulario de la página web o enviando un email a info@colegioalborada.es.

Cartel_sesion_informativa_web_21febrero

aTsJs9DL

Cadena 100. entrevistas para la radio en infantil y primaria

Ayer estuvo en el colegio Antonio Jimeno, colaborador del programa de la Cadena 100 “Buenos días Javi y Mar”, Jimeno lleva la sección de “Los niños siempre dicen la verdad”, estuvo grabando varias entrevistas a niños de infantil, entre los que encontró una buena colaboración, pues se prestaron con interés a que les hicieran algunas preguntas de los temas que ellos dominan ¿Qué dibujos animados te gustan más…?etc, salieron muy airosos y divertidos en sus respuestas.Jimeno 2

Jimeno 1

b7c5f28d-c362-44b4-941d-9494b6d3947d

Alborada Students

Alborada Students 2ºGrade being journalist for a month!! Have a look at our Blog1y2.