El Obispo de Alcalá bendice los terrenos del colegio

Ante un nutrido grupo de familias del nuevo centro escolar, alentó la importante labor educativa que se hará en este nuevo colegio y destacó el atractivo y la seguridad que siempre aporta la inspiración cristiana en un centro educativo.

Recogemos a continuación sus palabras durante la ceremonia:

Sabéis, queridos hermanos, que la bendición de estos terrenos, de esta nueva construcción, coincide con la llegada hace tres días que este pobre obispo que comienza su andadura en esta querida diócesis de Alcalá de Henares. Que sea éste un espacio de auténtica libertad apostólica, de libertad vuestra, para llevar lo mejor que el Señor nos ha regalado a cada uno de nosotros, aquello que da al hombre futuro y explica el sentido de su vida, el humanismo cristiano, la imagen de lo que significa Jesucristo para nosotros.

Un colegio que va a tener inspiración cristiana y que va a ofrecer a la libertad de los ciudadanos de Alcalá de Henares un espacio para la educación, decisiva en estos momentos tan complejos en nuestra sociedad. Y en comunión con todas las demás personas, para que en una oferta plural cada uno pueda expresar aquello que la tradición le ha regalado a través de sus familias, en este caso nuestra tradición religiosa, tan antigua desde el siglo IV en estas tierras, vinculado al martirio de los santos niños Justo y Pastor. Que ellos sean vuestros intercesores, y que la misma firmeza de estos niños nos dé a nosotros la confianza de que estamos trabajando por el bien de nuestro pueblo, por el bien Alcalá de Henares, por el bien de los niños y las niñas que serán aquí educados.

Que el Señor con estos terrenos bendiga el afán de todos aquellos que habéis promovido este colegio y bendiga a nuestras familias, para que puedan encontrar aquí verdaderamente la respuesta adecuada, para que, en colaboración con ellos, sus hijos sean educados desde el humanismo cristiano en una visión integral de lo que es el hombre.

El Colegio Alborada quiere expresar su gratitud al nuevo obispo, que ha querido hacer un hueco en su apretada agenda de estos días para presidir esta ceremonia de bendición de los terrenos del nuevo colegio y alentar la labor educativa que se llevará a cabo. Apenas hubo tiempo de avisar a unas pocas familias, pero todos agradecemos de corazón el detalle de Mons. Reig al pasar este rato con nosotros.