Todos aprendemos y disfrutamos…

Este año nos acercamos de manera especial a nuestros amigos ancianos de la Residencia DomusVi. Año tras año les invitamos a pasar el día con nosotros, pero este año queremos que se hagan participes de la decoración de nuestro colegio en Navidad.

Hemos vivido una experiencia única donde niños y mayores compartieron un enriquecimiento intergeneracional: la sabiduría de la edad y la alegría de la juventud.

Decorar no sólo el colegio, sino hacer que vuelvan a sentirse como niños junto a nuestros niños.

Cariño, compañía y amistad, salir de la rutina del día a día, charlar, compartir, olvidarse de lo que va mal, desechar la tristeza.

Hemos preparando con ilusión el encuentro.

Tenemos muchas ganas e ilusión.