Fabricación de cohetes propulsados por agua

En el último proyecto de ciencias en el Proyecto de Alto Rendimiento hemos realizado cohetes propulsados por agua y aire a presión.

Un cohete de agua es un tipo de cohete (en este caso utilizamos una botella) que es impulsado por la presión del agua, algo bastante sencillo y fácil de realizar pero que nos ofrece una diversión increíble. Además, con este experimento todo se desarrolla de forma tal que se cumple la tercera ley de Newton. la cual nos dice que las acciones recíprocas que se dan entre dos cuerpos serán siempre iguales pero que estarán dirigidas en sentido contrario sobre el primer cuerpo porque para toda acción hay una reacción.
Para realizarlo tan solo necesitamos los cohetes fabricados con botellas de plástico, agua, tapones de corcho y un compresor de aire con su respectiva aguja.
Una vez que tenemos todo preparado llenamos los cohetes con más o menos la mitad de su capacidad con agua. Cerramos los cohetes con los tapones de corcho e inyectamos el aire a presión.
Al introducir aire dentro de la botella y no poder liberarse, aumenta la presión hasta que ya no puede más y sale por el punto más débil de la botella: el tapón. El agua, al ser más densa que el aire, estará en la parte inferior, impidiendo que el aire salga, por lo que este ejercerá tal presión sobre el agua que la impulsará a chorro haciendo que la botella salga despedida.