Hoy tienes dos opciones; seguir quejándote de la vida o hacer algo para cambiarlo. ¡Tú decides!

Quejarse nos hace mirar hacia atrás, las preocupaciones, mirar hacia abajo, y la fe mirar hacia arriba. Por eso no es tiempo de quejarse, esto no va a solucionar nuestros problemas, sino que es tiempo de crecer, de levantarse y de seguir hacia adelante pidiéndole ayuda a Dios que siempre está con nosotros.
Sigamos el ejemplo de María y seamos agradecidos. Vamos a prepararnos, en este tiempo de adviento, para acoger a Jesús.

Alumnos 1º ESO B
Tutora: Carmen Rodríguez Domenech