Cuidado con «El juego del calamar»

El juego del calamar es una serie de televisión surcoreana que se estrenó en la plataforma audiovisual Netflix el pasado día 17 de septiembre.

La serie narra la historia de un grupo de personas en riesgo de exclusión que arriesgan sus vidas en una macabra competición. A través de enigmáticos y enfermizos juegos, aparentemente infantiles, de supervivencia mortal, tendrán que conseguir un sustancioso premio económico.

Se trata de “una serie despiadada que, aunque bien narrada, contiene un enfermizo guion.” Comenta Mar Pons en el análisis de la serie que hace en la revista digital Contraste.

Mar Pons, continúa diciendo: “A los espectadores nos está pasando como a los jugadores de El juego del calamar, que por tener un exceso (en nuestro caso de series al alcance de la mano) llegamos a consumir lo que sea. Y no solo lo consumimos, sino que les decimos a otros que también lo hagan y quizá, incluso, encontramos justificaciones para ello.”

El problema añadido, es que los  jóvenes empiezan a imitar un juego que deja de serlo en el momento que la violencia es protagonista. La serie pone a disposición de los adolescentes contenidos que, no son apropiados y pueden llevar a una conducta agresiva. La serie, tiene sexo, violencia y drama, un drama que se ha trasladado a la ficción, y que fácilmente los jóvenes pueden trasladar a la realidad.

La cuestión es, ¿con qué tipo de historias llenamos nuestras horas de ocio y la de nuestros hijos?

Los padres y madres debemos tomar conciencia, sobre un problema que cada vez se hace más presente en la sociedad, y tomar cartas en el asunto. En el caso de Netflix y contenidos audiovisuales no hace falta más que usar el control parental.

Podéis ir a vuestra cuenta de Netflix. Seleccionar «Configuración» y acceder al «Control parental “del perfil que queréis bloquear. Activar «Bloqueo de perfil». Introducir la contraseña de vuestra cuenta de Netflix y marcar la casilla «Solicitar un PIN». Unos simples pasos que harán más feliz, productiva y segura la vida de los niños.

Si necesitáis alguna guía para conversar con los más jóvenes sobre el contenido de esta serie, no dejéis de leer este artículo de la revista digital Contraste: «Hablemos de El juego del Calamar».

Educar en la belleza de la vida, en la bondad de las personas, y lo bueno de las cosas, es lo que hará de nuestros hijos unas buenas personas, capaces de construir una sociedad de futuro cada vez mejor.

Cuidemos lo que ven, y lo que vemos.