Solicita información

Un paso hacia el futuro: El quinto número de Por los pasillos

EDUCACIÓN

"Un paso hacia el futuro: El quinto número de Por los pasillos"

El quinto número de la revista ‘Por los pasillos’ viene pisando fuerte. Nos hemos puesto nuestras mejores galas y hemos tirado la casa por la ventana: Es una demostración de fuerza, es nuestro sprint final.

Autoría: Elena Pastor alumna de Bachillerato

20 de mayo del 2024

3 min de lectura

En primer lugar, con este número hemos cumplido uno de nuestros grandes objetivos: tener en nuestro haber artículos de alumnos de TODOS los cursos de la ESO y Bachillerato.

La quinta edición de nuestra revista incluye dos entrevistas a profesores, un Monopoly personalizado, reseñas, divulgación, relatos, poesía, ciencia, deporte, filosofía… Y como siempre, humor y pasatiempos.

Pero quién lea con un poco más de atención, se dará cuenta que este número tiene algo más, está hecho por personas que se hallan en una circunstancia muy especial: alumnos que van a dejar atrás el mundo conocido y se van a embarcar en una nueva aventura, la universidad. Por ello, este número de Por los pasillos viene acompañado de nostalgia, ilusión e incertidumbre ante el futuro. Y a su vez, va dejando entrever los nombres de aquellos que continuarán con el legado de los que se van.

Recuerdo que hace ya casi dos años, escribí el primer artículo para “Por los pasillos”, que denotaba expectativas, sueños locos y poca idea de cómo hacer las cosas.

En cambio, las últimas líneas que he escrito para esta revista transmiten la confianza y la satisfacción de quien sabe que ha hecho bien las cosas. Este quinto número es testigo de la evolución que sufre un alumno en Bachillerato: el paso de alumno a alumni, de adolescente a adulto.

Le doy la enhorabuena a todos los alumnos que han colaborado en este número maquetando y escribiendo. Y sobre todo, doy las gracias a todos aquellos que han estado ahí desde el principio: esos fósiles de Alborada que ya tienen casi 18 años y se graduaron el pasado día 10 de mayo.

Como siempre,

Nos vemos por los pasillos.

Revista Por los pasillos Mayo

ETIQUETAS

Últimas noticias

Suscríbete a la newsletter


Entrevistamos a los alumnos promotores de la revista Por los Pasillos ¡Por fin ha salido nuevo número de la revista!

EDUCACIÓN

Entrevistamos a los alumnos promotores de la revista “Por los Pasillos”. ¡Por fin ha salido nuevo número de la revista!

Ya está disponible el 4º número de la revista de los alumnos del colegio Alborada, un espacio donde los alumnos de Bachillerato y ESO hablan sobre todo los temas que les interesan y preocupan.

Autoría: Elena Pastor Curiel y Javier Martín Ruiz

14 de diciembre del 2023

5 min de lectura

Pero, además, este nuevo número no viene solo: los promotores de esta iniciativa nos cuentan todo sobre el proyecto en una entrevista interesantísima que compartimos en esta entrada:

P: ¿Cómo surgió la idea de crear la revista? ¿Cuál fue la motivación principal para emprender este proyecto?

E: Cuando mi amigo Javier y yo empezábamos 3º de ESO, nos dio por crear un blog de reseñas de libros, películas y relatos. En ese momento, no sabíamos lo que eso llegaría a suponer. Simplemente empezamos a escribir y a escribir, a aprender diseño web, a difundir nuestro blog por todas partes… Y entonces, llegó un bombazo: resulta que nuestro blog había llegado a oídos de algunos profesores cuando empezamos 1º de Bachillerato. Se leyeron algunas reseñas… Y un bonito día, pregunté: ‘¿Qué os han parecido?’ Y la respuesta fue nada más y nada menos que ‘Deberíais hacer una revista del colegio. Podríamos imprimirla y todo, si os queda bien’. Un año después todavía no sé cómo de en serio me dijeron esa frase, pero lo que sí sé, es que nuestra reacción sí que fue muy seria.

Bajo la premisa de ver nuestros artículos impresos y difundidos, empezamos a anunciar este proyecto a los demás y poco a poco fuimos reuniendo a unos cuantos compañeros interesados. Pensamos qué secciones debería haber, cómo hacer la revista entretenida y atractiva tanto a alumnos como a profesores, etc. Y así, en diciembre de 2022, sacamos nuestro primer número.

Antes de crear la revista, siempre habíamos soñado con poder crear un espacio nuestro, de los alumnos, para toda la comunidad Alborada. Una revista con la que los alumnos pudieran disfrutar tanto leyendo como escribiendo en ella, que sirviera para ahondar en un sentimiento de ‘familia’ en el colegio. Queríamos que los alumnos tuvieran un lugar para expresarse: somos la voz de esas personas que han decidido dejar atrás esa fachada de adolescente al que no le interesa nada y empezar a explorar su potencial. No es algo fácil: escribir en ‘Por los Pasillos’ es algo que requiere creatividad, investigación y pensamiento crítico, tener cosas interesantes que decir y algo que te apasione sobre lo que quieras escribir… Pero para los que se atreven a hacerlo, merece la pena.

P: ¿Cómo seleccionáis los temas para los artículos de la revista? ¿Qué tipo de artículos incluye y cómo obtenéis la información para los artículos?

E: Nuestra revista tiene una serie de secciones fijas, las cuales son: Colegio, General, Cultura, Deportes, Creación y Humor. Dentro de estas secciones, los alumnos de distintos cursos son los que eligen sus temas y nos proponen sus ideas. Además, hay algunos artículos que se repiten en todos los números de la revista, como la entrevista a un profesor o las famosas ‘Frases de los profes’ de la sección de humor. Las secciones más grandes son la ‘General’, que suele consistir en artículos divulgativos o de opinión sobre cualquier tema, desde el uso de la Inteligencia Artificial hasta una crónica de la JMJ; y ‘Cultura’, el rincón de las reseñas de libros, películas… La sección ‘Colegio’ suele tener entrevistas a profesores y alumnos y crónicas de temas como nuestras convivencias, el intercambio en Alemania, graduaciones… Creo que el contenido de la sección de Deportes está claro. En ‘Creación’, se publican relatos y poesías, y en ‘Humor’, publicamos cómics, pasatiempos, y nos reímos cariñosamente de/con nuestros profesores.

Los artículos divulgativos son los que requieren más investigación, que es realizada por cada alumno interesado por su cuenta. Cuando no nos ponemos de acuerdo con el contenido, consultamos y pedimos más opiniones. Primero consultamos a otros compañeros que leen o colaboran en la revista habitualmente, y para temas más serios, consultamos a los profesores que aún nos soportan, jeje.

P: ¿Todos los artículos están escritos por alumnos?

E: Sí, todos los artículos son nuestros, de los alumnos. La mayor parte provienen de alumnos de Bachillerato, aunque poco a poco se van sumando alumnos de la ESO. Hay alumnos que escriben para todos los números y hay otros que sólo han participado en un número determinado. Bueno, sí que hemos tenido alguna ‘colaboración’ de los profesores. Nuestra profe Teresa escribe reseñas de libros científicos, puesto que pensó que si quería dirigirse a sus alumnos, debía usar los medios de los alumnos.

Además, la revista no sólo la escribimos los alumnos, sino que la maquetamos al 100% nosotros también. Cada página, cada color, cada tipografía que veis impresa ha sido producida, escrita y elegida por alumnos.

P: ¿Cómo promovéis la participación y la contribución de otros estudiantes en la revista?

E: Para conseguir ‘reclutar’ a alumnos, hay que darse a conocer. Hemos empapelado el colegio con carteles promocionales, nuestros profesores cómplices les comentan ideas a sus mejores alumnos,… Pero al final lo que más funciona es la propia difusión de la revista. Al ver que la revista despierta el interés en sus compañeros, mucha gente se anima a escribir. Cuantos más lectores, más escritores surgen. Por eso, además de la edición impresa, recientemente hemos creado nuestra página web con todos los números en digital.

P: ¿Cómo se organiza el equipo de trabajo para la creación de cada número de la revista? ¿Cuáles son los roles específicos de cada miembro en este proyecto?

E: Para entender el funcionamiento de la revista, hay que tener una idea en mente: no somos equipo fijo. Aunque hay alumnos que publican siempre, la idea es que en cada número aparezcan distintas firmas y cada uno se pueda implicar en la medida que quiera. De esta manera, conseguimos números mucho más variados, personas de distintos cursos, recibimos ideas más originales y se puede ir adaptando a cada generación.

Aún así, hay alumnos que funcionamos como ’editores’, cuya labor es poner un poco de orden a este caos, poner las fechas de entrega y plazos. Yo coordino la parte escrita, que consiste en recibir todos los artículos, encajarlos en categorías y organizarlos, ver de qué sección cojeamos, qué artículos nos faltan y buscar a gente que los escriba. También aconsejar a todos los que no saben de qué tema escribir.

Para la parte de maquetación, hay otro equipo, que es dirigido por Javier Martín. La labor del equipo de maquetación consiste en acompañar los textos con imágenes y colores para animar a los lectores a disfrutar de la lectura de los artículos. Como tercera ‘editora’, tenemos a Celia Rubio, que como escribe en todos los números de la revista, se ha convertido en ‘asesora’ y nos ayuda a buscar a escritores, entre otras cosas. ¿Por qué nosotros y no otros? La respuesta es simple: Fuimos nosotros los que empezamos la revista. No obstante, aunque en el primer número apenas llegábamos a 11 participantes, a lo largo de todos los números, hemos llegado a ser 32.

P: ¿Cómo involucráis a los profesores en el proceso de creación de la revista? ¿Habéis recibido apoyo u orientación por parte del personal docente? 

E: ¡Por supuesto! Esta revista nunca habría podido ver la luz sin el apoyo de nuestros profesores. Desde el principio, nosotros sabíamos que era importante que algún profesor leyera y corrigiera todos los artículos antes de ser publicados. Es fundamental que los alumnos sepan que hay una figura de autoridad que va a leer y valorar todos sus artículos antes de escribir, para que se lo tomen en serio. Por eso, nuestro profe de lengua D. Juan Pablo es nuestro corrector. Corregir es mucho más que encontrar faltas ortográficas; es él quien señala cómo mejorar el estilo o la expresión. Aprendiendo esas cosas es cómo poco a poco vamos mejorando en la escritura. Al principio, fue él también quién nos ayudó a pensar en las secciones, en los primeros temas, qué tipo de artículos son indispensables: Es nuestro mentor.

Por supuesto, también necesitamos profesores como D. Luis que sean nuestro motor ‘técnico’, pues es él quién consigue que esta revista sea impresa y promocionada. Además, hay muchos profesores como D. Antonio que ‘reclutan’ a muchos compañeros. Otros profesores nos dan ideas, se prestan para ser entrevistados, etc. Por último, yo personalmente soy un mar de dudas y agobios, y son estos profesores los que con paciencia infinita nos aconsejan y nos ayudan siempre. (Menos mal que el año que viene nos vamos a la universidad, porque si no nos echarían ellos mismos…).

P: ¿Cómo ha sido recibida la revista por parte de otros estudiantes y profesores? ¿Cómo creéis que la revista ha impactado en la comunidad escolar hasta ahora?

E: Nuestro mayor objetivo es conseguir que nuestra revista entre en el imaginario colectivo de Alborada, que se convierta en algo característico de nuestro colegio, que sea algo de lo que todos se sientan parte de alguna manera: algo que Alborada pueda mostrar con orgullo. Y creo que en Bachillerato, eso ya se ha conseguido. El lanzamiento de un nuevo número es algo que causa expectación, normalmente somos preguntados continuamente  cuándo va a salir el siguiente número… He llegado a ver el despacho de D.Luis lleno de gente cogiendo revistas masivamente el día de un lanzamiento. Si los alumnos y profesores quieren coger su ejemplar, es porque en cierta manera se sienten un poco parte de la revista: la entienden, saben que es para ellos.

Para explicar el impacto que nuestra revista tiene, debemos meternos en la mente de un adolescente. Las personas de nuestra edad están forjando su personalidad, y para eso, tomamos ejemplo de las personas que nos rodean. Si nuestros compañeros, especialmente los que son algo más jóvenes, ven que hay mucha gente que se atreve a escribir, que se atreve a pensar, a esforzarse, a divulgar, a defender lo que cree, a hacer más cosas que mirar su móvil 5 horas al día… Ellos también se atreverán. La mayor satisfacción es que chicas que apenas conozco de unos pocos años menos vengan a decirme que han leído un artículo mío de la revista y que les ha encantado. Y por suerte, eso me ha pasado varias veces. Esa es la magia de ‘Por los pasillos’ y ese es el impacto que poco a poco vamos creando. Ha sido nuestra ocasión para devolver algo al colegio que tanto nos ha dado: poder hacer Alborada un poquito mejor, más divertido, original y plural.

Nuestros planes son que ‘Por los pasillos’ cuente con la participación de muchos más alumnos de la ESO y consolidar ese sentimiento de pertenencia y ‘comunidad’ en todos los cursos. Además de ir aumentando la variedad de nuestros artículos, estrujarnos la cabeza para tener ideas más creativas y ampliar nuestros horizontes dando un impulso a nuestra versión online para llegar a más gente.

P: ¿Qué habilidades o conocimientos habéis adquirido individualmente a través de este proyecto? ¿Cómo creéis que esta experiencia os ayudará en vuestro futuro académico o profesional?

 J: En mi caso, yo me dedico a coordinar la maquetación de la revista. Nunca había hecho nada parecido y supuso todo un reto. Lo primero fue documentarme. Os sorprenderíais de la cantidad de cosas que hay que tener en cuenta a la hora de maquetar: dónde va cada cosa, cuál es el orden que seguirá el lector en cada página, cuál debe ser el tamaño de la letra para que se pueda leer sin esfuerzo… Además, tuvimos que aprender a utilizar nuevos programas con distintas herramientas (Power Point y Canva ya se nos quedaban pequeños) para cumplir nuestro objetivo: facilitar y acompañar a la lectura de los artículos en los que se ha invertido tanto tiempo en escribir y corregir.

La mentalidad de aprendizaje constante ha supuesto un incremento de calidad de la revista increíble, del cual puedo decir que estoy muy orgulloso, sin perder de vista, por supuesto, que hay muchas cosas a mejorar. Entre todos hemos conseguido sacar este proyecto adelante y hacer que más personas se interesen por la escritura y el mundo de la ‘prensa’. Además de lo práctico, me llevo habilidades muy útiles (e importantes) para el futuro profesional y personal como la gestión de proyectos y de equipos. No ha sido fácil, pero hemos conseguido coordinar a muchas personas para la entrega de los artículos.

Por último, pienso que participar en un proyecto «extracurricular», que se sale de lo establecido y en el que, además de hacer lo que te gusta, mejoras tus habilidades de escritura, ayuda a deshacerse de la monotonía de solo ir a clase y estudiar, para sentirse parte de algo más grande que además tiene un impacto positivo en la comunidad de Alborada.

Accede a la versión online del 4º número de la revista:

Por los Pasillos nº 4

Todos los números 

ETIQUETAS

Últimas noticias

Suscríbete a la newsletter


Preguntas frecuentes

¿Qué nos identifica en el Colegio Alborada?

Somos un colegio que pertenece a la Red Educativa Arenales. Aquí buscamos la excelencia académica, pero también la humana, porque una buena persona suele ser un buen profesional. Por eso el respeto a los demás, a uno mismo, el trabajo bien hecho, son valores humanos y cristianos que inculcamos en nuestros alumnos de la mano de sus padres. Tenemos el ambicioso objetivo de servir a la sociedad, a las familias y a los alumnos.

¿Qué aporta que el colegio Alborada pertenezca a Arenales Red Educativa?

Alborada es el primer colegio de la Red Educativa Arenales. En estos momentos la red la componen más de 28 centros educativos distribuidos por todo el mundo. Todos ellos asumen un modelo de competencias y valores llamado IAM (Innovación, Autonomía, Mentoring). Así como incorpora el código de buenas prácticas, el reglamento de régimen interno y el plan de igualdad. Todos ellos documentos que tienen su origen en años de experiencia y buscan garantizar la equidad, la inclusión y la igualdad.

¿Qué es el modelo IAM?

IAM es un programa de transformación con el que buscamos ser centros educativos de vanguardia en el siglo XXI. Este programa se divide en tres grandes ejes: Innovación: buscamos ser una organización abierta y en permanente comunicación con el mundo en el que vivimos. Autonomía: ayudamos a cada uno de nuestros alumnos a tomar las riendas de su vida, a ser personas autónomas. Mentoring: cada uno es protagonista de su propia educación y, a la vez, colabora de las de los demás.

¿Cómo se aplica el programa IAM en el colegio Alborada?

Innovación: A través de la iniciativa iPad se consigue la integración de la tecnología en la educación. Así como plan de desarrollo de currículo digital ”Mobile Learning” a lo largo de todas las etapas. Autonomía: Fomentamos la educación en soft skills: el desarrollo de la oratoria, capacidad de liderazgo, desarrollo del pensamiento emocional, pensamiento creativo y primeros auxilios etc. Mentoring: A través de las tutorías personales entre el profesor y el alumno, para ayudarle a que se conozca mejor, para desarrollar las habilidades sociales, para sacar partido a sus talentos, para que forje su autoestima, y que autónomamente sea feliz.

Solicita información

Tenemos las puertas abiertas para ti: queremos conocerte, enseñarte las instalaciones y mostrarte el proyecto educativo, para ello rellena el formulario y programa una visita o pregúntanos lo que quieras.